Acerca de mí

Mi foto
Diputada al Parlamento Latinoamericano. Abogado, experto en Dcho Penal, Criminología y DDHH. Vicepresidente Nacional Un Nuevo Tiempo. Miembro de la Mesa de Unidad.

sábado, diciembre 29, 2007

Articulo publicado en el Diario El Universal el 29/12/2007. Delsa Solorzano// Carta a Enrique Mendoza

Delsa Solórzano // Carta a Enrique Mendoza

Iluso quien cree que haciendo preso a "Gober" evitará que siga trabajando por el país que sueña

Enrique Mendoza, mi querido "Gober", es otra víctima de la manipulación del Poder Judicial, para perseguir políticamente a la disidencia. Los resultados del pasado referendo constitucional en todo el país y en particular en el estado Miranda, ocasionaron la furia presidencial y llevó a espetar frases como: "Miranda me las va a pagar". Pues bien, es Enrique Mendoza quien paga las culpas.

A su lado aprendí muchas cosas, la primera a quererlo como a un padre, la segunda a adorar al estado Miranda como si fuera un ser humano, con carencias, con injustas desigualdades en su extenso territorio y con un gran potencial de desarrollo que sólo fue explotado durante su gestión.

Caminar por Miranda con Mendoza, por cada uno de sus 21 municipios, es sentir el afecto de todo un pueblo que implora hoy por su regreso. Ese clamor y los resultados obtenidos por la opción del NO, son los que llevaron al régimen a querer encarcelarlo.

Iluso es quien cree que haciendo preso a alguien como el "Gober", va a evitar que siga trabajando por el proyecto de país que sueña con tener. Se trata de un hombre incansable que me enseñó que cuando se tienen ganas de construir algo, no hay horas ni días hábiles para hacerlo y que la motivación que se tenga en tal empeño es la mejor energía para lograrlo.

Lo quieren preso, como si con eso pudieran acabar con su liderazgo o peor aún, como si con eso pudieran callarlo. Pues no lo conocen, a Enrique Mendoza no lo va a detener nada, él seguirá haciendo lo único que sabe hacer: trabajar, sin mucho aspaviento o exhibición pública, por el estado Miranda que nos merecemos.

La persecución política del régimen es cada vez mayor, parecen creer que acallando algunas voces van a silenciarnos a todos. Pues bien, las cárceles de este país no van a ser suficientes para los venezolanos que no vamos a permitir que nos arrebaten la democracia.

Estas palabras finales son para ti, mi "Gober", como hija tuya que sabes que me siento, donde quiera que te encuentres, te ruego reconsiderar la decisión de entregarte al régimen de la injusticia. Mírate en el espejo de los comisarios Vivas, Forero y Simonovis y otros tantos compatriotas hoy tras las rejas. En este país las instituciones únicamente se usan para el odio y la persecución.

Enrique, hace un par de años cuando empezó la persecución política en tu contra, escribí: "¿nos persiguen. Pero las voces no callarán. (¿) estaremos, recordándoles que la historia se escribe todos los días, y que la escribimos con tinta de dignidad, de justicia, de democracia. Vaya a ti, Enrique Mendoza, mi honra de saberte un ciudadano con "V" mayúscula, con "V" de Venezuela".

http://archivo.eluniversal.com/2007/12/29/opi_37047_art_carta-a-enrique-mend_638760.shtml