Acerca de mí

Mi foto
Diputada al Parlamento Latinoamericano. Abogado, experto en Dcho Penal, Criminología y DDHH. Vicepresidente Nacional Un Nuevo Tiempo. Miembro de la Mesa de Unidad.

martes, octubre 18, 2005

Artículo publicado en el Diario El Universal, el martes 18 de octubre de 2005. OTRA VEZ EL DILEMA/ DELSA SOLORZANO

Delsa Solórzano // Otra vez el dilema
ANTE LA PROXIMIDAD de las elecciones de diputados a la Asamblea Nacional, nuevamente algunos se han planteado el dilema de acudir o no a las urnas electorales el 4 de diciembre.
Para mí ese dilema ni siquiera existe. No albergo dudas sobre la imperiosa necesidad de votar. Como tampoco las albergué el pasado 7 de agosto, cuando muchos dirigentes llamaron a la abstención, y luego el día 8 no ofrecieron respuesta alguna en cuanto a "cobrar" el "triunfo de la abstención", demostrando así que no había ningún plan, ni "A" ni "B" y sólo era la abstención por la abstención misma, haciendo que el único resultado fuera un abrumador triunfo del oficialismo. La abstención, aparte de un gesto, termina siendo, como canta el bolero, "esperanza inútil, flor de desconsuelo".
AHORA LO QUE ESTA en juego es el futuro del país, es la libertad de nuestros presos políticos, e incluso la nuestra; es la educación y la salud de nuestros hijos; es la propiedad privada, de pobres y no pobres; es hasta la posibilidad de volver a votar. O acaso no nos hemos paseado por la idea de que el Parlamento puede decidir cambiar el sistema de gobierno de presidencialismo a parlamentarismo, y así elegir al presidente directamente por la Asamblea Nacional. Ah, no es que tengamos algo en contra del sistema parlamentario de gobierno, pero en este régimen eso sería sencillamente catastrófico.
Se ha criticado que la oposición acuda con "morochas" a estas próximas elecciones. Sí, vamos "enmorochados", por varias razones. La primera, por legítima defensa, lo cual es una causa de justificación que exime de responsabilidad a aquel que comete delito cuando se trata de la legítima defensa de un derecho (el que mata a otro en legítima defensa). Usando este símil del Derecho Penal podemos decir perfectamente que el uso de esta práctica electoral está amparado en esta figura jurídica.
Otra razón para el uso de las morochas: porque no nos rendimos, no somos derrotistas. Vamos a seguir dando la pelea, aunque haya que darla con las mismas armas del chavismo. Pero hay más: las "morochas" son consecuencia de la tan ansiada unidad opositora. Hemos presentado esta fórmula electoral: la tarjeta de la UNIDAD para los circuitos, y para la lista podemos votar por el partido de nuestra preferencia, ya que hemos presentado los mismos candidatos. Obviamente en nuestra organización estamos invitando a votar por Primero Justicia, pero usted puede votar por cualquier otro partido y lo estará haciendo por los mismos candidatos.
Hay que tener presente que el Gobierno trata siempre, a toda costa, de evitar que la oposición acuda a votar. Es al régimen al que más conviene la abstención. Queda de nosotros no complacerlo; queda de nosotros permanecer en nuestro centro de votación, sembrados como maticas, esperando el conteo de los votos. Queda de nosotros no rendirnos, no claudicar.
SI NOS RENDIMOS, ni al reyecito de Miraflores ni a ninguno de sus acólitos les afectará en lo más mínimo. Al contrario, seguirán dándose la gran vida. El reyecito continuará en su tournée manirrota por el mundo, tratando de obtener títulos y glorias. Ahora se va para Salamanca, la cuna de buena parte del saber universal... ¡Ah!, pero acaso desconoce lo que sabiamente enseña el refranero popular: "lo que natura non da, Salamanca non presta".
Miembro de Primero Justicia
http://www.eluniversal.com/2005/10/18/opi_art_18491F.shtml