Acerca de mí

Mi foto
Diputada al Parlamento Latinoamericano. Abogado, experto en Dcho Penal, Criminología y DDHH. Vicepresidente Nacional Un Nuevo Tiempo. Miembro de la Mesa de Unidad.

lunes, agosto 13, 2007

Delsa Solorzano: UNT impide fraude a la Carta Magna

Delsa Solórzano: “No podemos permitir la reforma constitucional”
Un Nuevo Tiempo trabaja para impedir el fraude a la Carta Magna

08/08/07,

“Tengo el honor de presidir dos comisiones en Un Nuevo Tiempo: la de Profesionales y Técnicos y la de los Derechos Humanos”. Nos declaró Delsa Solórzano, una de las dirigentes del partido Un Nuevo Tiempo.

Sobre la Comisión de Profesionales y Técnicos, la joven abogada nos explicó que está conformada por un equipo multidisciplinario de 40 personas donde cada una se encarga de un área específica y sobre quien depende otro equipo de trabajo.

“En la Comisión de Profesionales y técnicos nosotros prestamos servicios a la gente. Nosotros no concebimos esa coordinación como lo hacían los partidos políticos tradicionales, como meras estructuras que se usaban para ganar elecciones en los gremios, y por ello se alejaron de la gente”.

-No obstante, la comunicación con los gremios y el trabajo electoral son parte de las funciones de este tipo de estructuras.

Sí es verdad, nosotros creemos que hay que proteger a las estructuras gremiales, pero creemos además que todos los conocimientos que tienen los profesionales deben estar al servicio de la gente, de la comunidad. Un partido político que promueve la democracia social como modo ideológico y modo de vida no puede estar de espaldas a las necesidades del ciudadano.

-Danos ejemplos de la labor de la comisión que tú coordinas.

El grupo de abogados da asesorías gratuitas a todo aquel que lo necesite. Cualquier ciudadano que necesite ayuda puede acudir a cada una de las sedes de UNT en todo el país donde un secretario de la comisión presta toda la ayuda requerida. Nosotros le brindamos apoyo además al propio partido y a todos sus sectores.

-¿Las asesorías son sólo de orden legal?

No. Como te dije nuestra comisión es multidisciplinaria, por ello presta servicios, asistencia y apoyo en cualquier campo: de la salud, laboral, de ingeniería, etc.

Respetados en organismos internacionales

La cantidad de abogados que integran la Comisión de Profesionales y Técnicos de UNT facilitó la creación de otra comisión, la de los Derechos Humanos. Aseguró Delsa Solórzano que Un Nuevo Tiempo es el único partido venezolano que tiene una estructura de esta naturaleza verdaderamente activa.

“Se ha dedicado a la defensa y protección de los perseguidos políticos. Hemos sistematizado todos los casos existentes en Venezuela”.

-En estos tiempos hablar de Derechos Humanos en Venezuela es algo utópico, por los atropellos que a diario el gobierno ejerce contra los ciudadanos que disienten de su política. Entonces, ¿podemos hablar de logros dentro de esa comisión?

Un primer paso de la comisión fue dedicarse a la defensa activa del dirigente estudiantil Nixon Moreno. En estos momentos no estamos haciendo protestas frente a la Nunciatura Apostólica por una petición diplomática, porque puede perturbar las negociaciones con respecto a su asilo. Sin embargo, en un principio, las manifestaciones eran necesarias para que la sociedad supiese que era un perseguido político y no un delincuente acusado de intento de violación, como pretendía mostrarlo el gobierno.

-Hay otros casos emblemáticos.

Sí. Hemos trabajado de manera bien activa con los estudiantes detenidos en las manifestaciones contra el cierre ilegal e inconstitucional de Radio Caracas Televisión. Nosotros armamos un equipo para defender a estos muchachos y les brindamos asistencia jurídica en todos los estados del país donde nos la fue solicitada. Por ejemplo en el municipio Los Salias, del estado Miranda, atendimos a 79 adultos y 43 menores de edad. Igual ocurrió en Caracas, donde asumimos la defensa, en forma gratuita, de más de 39 personas, y les dimos asesorías a los abogados privados contratados por otros afectados.

-Un Nuevo Tiempo también ha apoyado directamente la causa de los presos o perseguidos políticos del estado Táchira.

Este caso será llevado a la Corte Interamericana de los Derechos Humanos. A mediados del mes de junio tuvimos una reunión con los abogados de esa comisión en Washington. El encuentro fue bastante productivo porque estábamos allá unos días después del cierre de RCTV y pudimos exponer tanto el tema de la clausura de la planta televisiva, y además todas las violaciones que ha hecho este gobierno de los derechos a la libertad de expresión. Pudimos demostrar con un caso concreto cual es la situación que atraviesa nuestro país en esa materia.

-¿Cuál ha sido la receptividad de los organismos internacionales en torno al trabajo que realiza la comisión?

Fabulosa. Los abogados de la Comisión Interamericana de los DDHH nos recibieron con los brazos abiertos. Si bien es cierto que ellos no pueden adelantar opinión sobre ninguna materia de los casos en que están decidiendo. Nuestra comisión ha sido reconocida en todas partes y el boletín de realización quincenal que se llama “puntos para la Democracia Social” es apreciado en varios países del exterior también.

-La defensa de la autonomía universitaria es otro de los temas a los que se ha abocado la Comisión de Derechos Humanos de la tolda unitaria.

Según la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, aprobada en 1999 la autonomía universitaria es un derecho humano fundamental. En primer lugar estamos informando a la ciudadanía esa realidad. Por otra parte estamos preparando por si este derecho es violado con la reforma constitucional que persigue el gobierno.

¿Cómo harían para defender la autonomía universitaria?

Acudiríamos a las instancias nacionales e internacionales para defender ese y otros derechos humanos que se pretenden conculcar con la modificación a la Carta Magna. Los derechos humanos son de carácter progresivo, una vez que el Estado otorga un derecho humano, el mismo no se puede arrebatar. Debe mantenerse o mejorarse.

El anuncio que hiciera el Ejecutivo en torno a la necesidad de reformar el texto constitucional, apenas aprobado en 1999, ha causado el rechazo mayoritario de la población venezolana. Diferentes encuestadoras que han sondeado el tema arrojan que una media de 70% de la ciudadanía no comparte las pretensiones del gobierno al respecto.

Un Nuevo Tiempo creó una comisión política integrada por Gerardo Blyde, William Ojeda, Delsa Solórzano, Pedro Pablo Alcántara y Liliana Hernández para alertar y explicar, mediante foros que se realizan en toda Venezuela, en torno a los peligros que se ciernen sobre nuestra menguada democracia, si la Carta Magna llegase a ser reformada.

“Nosotros defendemos la Constitución del 99 porque contiene todos los principios y valores el ejercicio de un sistema democrático en el país. El texto es perfecto en el área de los derechos humanos. Garantiza además la vivienda, la seguridad, la salud, la educación… lo único que no garantiza la presente Carta Magna es la reelección indefinida o presidencia vitalicia”.

-¿Cómo funciona la comisión?

Lo primero que estamos haciendo es crear conciencia para que la Constitución no sea reformada, sino que se cumpla porque ésta garantiza la democracia plenamente. Cómo lo hacemos concientizando al ciudadano de los que nos podría ocurrir.

-Ejemplos

Uno de los puntos que tratamos es el tema de la descentralización, el cual ha sido anunciado por el Presidente. El municipio es la expresión del poder popular, porque solamente un grupo de ciudadanos reunidos pueden decidir si un espacio geográfico determinado es o no un municipio. Sin embargo, ahora se nos dice que municipios como El Hatillo o Chacao están en peligro de desaparecer, sin consultar a los ciudadanos que viven en esas zonas. La descentralización que es un logro ciudadano no las quieren quitar. Debemos dar la lucha para que ello no ocurra.

-Pero, ¿cómo vamos a luchar contra un gobierno que dice que la reforma va?

Estamos organizando a los ciudadanos en redes por la defensa de la democracia, porque la primera protesta tiene que partir de la gente de a pie, que en primer lugar debe defender la descentralización y los espacios ganados, de la manera más democrática posible. Nosotros no podemos permitir la reforma pues como está planteada un sería un fraude a la propia constitución y eso no lo podemos permitir.