Acerca de mí

Mi foto
Diputada al Parlamento Latinoamericano. Abogado, experto en Dcho Penal, Criminología y DDHH. Vicepresidente Nacional Un Nuevo Tiempo. Miembro de la Mesa de Unidad.

martes, enero 24, 2006

Artículo publicado en el Diario El Universal, el 24 de enero de 2006. OTRO AÑO ELECTORAL/ DELSA SOLORZANO

Delsa Solorzano // Otro año electoral
AL FIN, estamos en el 2006. Otro año electoral. Desde que el reyecito de Miraflores asumiera el poder en enero de 1999, casi todos los años han sido electorales: referéndum consultivo, elección de constituyentes, referéndum aprobatorio de la nueva Constitución, ratificación del Tte. Coronel en el coroto, elección de nueva Asamblea Nacional y cargos ejecutivos, firmazos, reafirmazos y recontrafirmazos, revocatorio presidencial, elección de gobernadores, alcaldes y consejos legislativos estadales, elección de concejales y juntas parroquiales y, otra vez, Asamblea Nacional.
LOS NIVELES de motivación de cada uno de estos procesos electorales han sido variados, tanto como sus cifras de participación. De hecho, en el último proceso electoral, el del pasado 4 de diciembre, la oposición democrática venezolana decidió no participar. Esta difícil decisión no obedeció a una malcriadez, a una mala política o a "plan golpista" alguno; al contrario, se debió al descubrimiento real del fraude electoral a través de la confirmación efectiva de la vulnerabilidad del secreto del voto.
Ahora bien, la elección prevista para este año cobra una vital importancia. Ya no se trata de cargos que, aunque de suma importancia para la vida política y cotidiana del ciudadano, (todo lo cual se traduce en sostenimiento de la democracia) no motivaban a los electores de la oposición democrática a participar. Ello se hizo patente (negarlo sería una estupidez) en los altísimos niveles de abstención del proceso para la elección de gobernadores y alcaldes, y, posteriormente, en la elección de concejales y miembros de juntas parroquiales. Pero no, esta vez se trata nuevamente de la lucha contra el reyecito de Miraflores, esta vez podemos derrotar al autócrata. Se trata de reactivar esa expectativa que movilizó millones de personas en el proceso de referendo revocatorio presidencial y que seguramente lo hará nuevamente en diciembre de este año.
Sin embargo, a no engañarnos. Esto no es pan comido. Queda un largo y complejo camino por andar, que incluye la elección de un candidato único. Primero Justicia ha puesto en la calle desde mayo del año pasado el nombre de Julio Borges, quien ha venido trabajando, recorriendo Venezuela, lo cual le ha permitido perfeccionar el proyecto de país "La Venezuela de la Justicia". Otras organizaciones políticas han hecho lo propio y esperamos que quienes no han saltado an aún al ruedo lo hagan en los próximos días.
PERO ESTO NO BASTA. No basta tener el mejor candidato. Es menester dar la lucha por la obtención de mejores condiciones electorales, condiciones que le permitan al ciudadano tener garantía de que su voto será secreto, que el mismo será respetado, que no será alterado y, por supuesto, que se honrarán los resultados del proceso electoral.
Queda muy poco tiempo. Apenas 11 meses para elegir al candidato presidencial único y dar la pelea por mejores condiciones electorales. De tal manera que nos espera un año de mucho trabajo, mucha lidia, mucha exigencia, pero sobre todo, de mucha conciencia de lo que está en juego, que no es otra cosa que el rescate de nuestra democracia y la garantía de tener un país en paz, porque en definitiva el voto es un instrumento de paz. Ojalá a los personeros del Gobierno les cayera la locha y también tuvieran conciencia de ello.
Miembro de Primero Justicia
http://www.eluniversal.com/2006/01/24/opi_art_24491F.shtml