Acerca de mí

Mi foto
Diputada al Parlamento Latinoamericano. Abogado, experto en Dcho Penal, Criminología y DDHH. Vicepresidente Nacional Un Nuevo Tiempo. Miembro de la Mesa de Unidad.

domingo, julio 08, 2007

Un Nuevo Tiempo coincide plenamente con la postura expuesta por la Conferencia Episcopal Venezolana en torno al proyecto de reforma constitucional que persigue en Gobierno nacional. La Coordinadora de la Comisión de Profesionales y Técnicos de la tolda azul, Delsa Solórzano, señaló que las dudas de la Iglesia sobre el talante democrático del proyecto gubernamental son válidas, por cuanto “la redacción de una nueva Carta Magna se está elaborando a espaldas del país, en secreto. Por ello pareciera ratificarse, las declaraciones de la presidenta de la Asamblea Nacional cuando dijo que la reforma está hecha a la medida del Presidente de la República”.

La vocera de UNT le pregunta al país si la reforma constitucional resolverá los problemas del ciudadano, como son el desempleo, la falta de viviendas y la inseguridad, por sólo nombrar algunos de los males que aquejan diariamente al venezolano común.

Delsa Solórzano subrayó que llama poderosamente la atención las declaraciones del presidente Chávez, quien señaló que el proyecto de reforma que se filtró a los medios de comunicación es parecido al que está trabajando la comisión asignada para ejecutar tales cambios.

En este sentido, la dirigente advirtió que las pretensiones del Gobierno es llevarnos “por un camino que no es el de la democracia, sino como expresó la Conferencia Episcopal, adentrarnos en un sistema marxista-leninista, copiando el modelo cubano, que indudablemente lo que ha originado es ahorcar a todo el pueblo de esa nación”.

Para Solórzano el nuevo texto persigue ideologizar de manera legal “a nuestros hijos, quitarnos nuestra propiedad privada y dejarnos en un estado de inseguridad e indefensión total”. La coordinadora de la tolda azul exhortó a la ciudadanía a participar en todos los mecanismos de discusión que implemente la sociedad civil y los partidos políticos. “Lo primero que debemos hacer es saber si queremos modificar la Constitución del año 99. Nosotros desde Un Nuevo Tiempo consideramos que la reforma no debe ejecutarse, sino que la sociedad debe obligar al Gobierno que cumpla la actual Carta Magna, la cual tiene plena vigencia”.

De igual manera Delsa Solórzano destacó que es muy importante conocer los proyectos que se filtran a través de los medios de comunicación social, “porque son los únicos mecanismos de acceso que tenemos para exponer cuáles son los criterios de una reforma constitucional que lo que pretende es robar el poco aliento de democracia que queda en Venezuela”.